Canal RSS

Savinien Cyrano de Bergerac

Savinien Cyrano de Bergerac fue una persona real eclipsada, en cierta manera, por la fuerza del personaje creado por Rostand. Cyrano nació el 6 de marzo de 1619, y murió el 28 de julio de 1655, en París. Hijo de un abogado, parlamentario parisino, Abel de Cyrano, y de Espérance Bellanger, hija de un tesorero de la casa real. Tuvieron que vender las tierras que les daban el nombre, éstas habían sido compradas por su abuelo Savinien I de Cyrano gracias a negocios de pescaderías, pero conservaron el apellido.

En el momento de su nacimiento Europa vivía inmersa en la guerra de los 30 años (1618-1648), ésta duraría casi igual que su propia vida. Estudió en el Collège de Beauvais, Aquí empieza a escribir y también su vida de juerga, para cortar esto su padre lo manda a milicias, corría el año 1639. Participó en la batalla de Mouzon donde fue herido, y en la de Arrás en la que una herida en la garganta lo retiró definitivamente de la vida militar. Al regresar a Parí continúo su estudios, se relacionó con los llamados libertinos y siguió la filosofía de Gassendi. Mientras las luchas callejeras lo acompañaban. Tomó partido en las revueltas de la Fronda contra el cardenal Mazzarino, Ministro de Richelieu. Lo que le trajo bastantes enemigos. Su afilada pluma se puso al lado de su causa. Su muerte se debió a un golpe en la cabeza, hay quien dice que resultado de una reyerta callejera, otros ven detrás manos más poderosas.

Todo esto de una forma o de otra pasó también al personaje de ficción. Aunque hay que recalcar algunas diferencias, la prima con la que coqueteó no se llamaba Roxane, sino Madeleine. Y probablemente no era tan viril como el personaje de ficción, ya que tuvo relaciones homosexuales.

Sus actividades culturales fueron extensas, matemático, astrónomo, inventor, dramaturgo, filósofo y precursor de la ciencia ficción. Algunas como “La muerte de Agrippine” , por la que fue acusado de blasfemo, le llevó a enfrentarse a los jesuitas. Importantes son sus diatribas políticas y sus cartas de amor. Pero especial atención hay que dar a “Los Estados e Imperios de la Luna” e “Historia de la República del Sol” que se reunían en una obra mayor denominada “el otro mundo” y que se publicó póstumamente por su amigo y biógrafo Henric Le Bret, y que son verdaderas obras de ciencia ficción, en las que su imaginación y su conocimiento científico están presentes.

Cyrano fue un personaje maravilloso, materialista y libertino. Este científico se adelantó 200 años a Julio Verne,su objetivo fue ridiculizar la religión y la hipocresía de su época. Menos romántico que su alter ego creado por Rostand pero, sin duda, de igual grandeza. Un hombre que vivió la vida al límite y que posiblemente murió por sus ideales. Un comentario antes de terminar sobre su físico, tenía una espléndida nariz aguileña, como la que se recoge en su busto, y en las representaciones que se han conservado, para nada igual a la creación literaria.

Estas palabras suyas quizás digan de él más que cualquier otra definición:

“Un hombre honesto no es ni francés, ni alemán, ni español, es Ciudadano del Mundo, y su patria está en todas partes”

Anuncios

Acerca de José Luis Parra

Soy licenciado en Historia y un amante de las ciencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: